1. Home
  2. Día Internacional de la Auxiliar de Enfermería

categorías

Día Internacional de la Auxiliar de Enfermería

Cada 14 de julio se conmemora el Día Internacional del Auxiliar de Enfermería y queremos felicitar a  las auxiliares de Asistenzia.

Irrumpió en la vida de todos y, tan duro ha sido especialmente con nuestros mayores. Gracias por estar cerca, incluso cuando hemos estado tan lejos,  a cada una de ellas; por el trabajo, la entrega y la pasión que demuestran por tan noble tarea. Sobre todo, durante este año con la pandemia de la Covid-19.

Hay tres características que definen  a los/las auxiliares de Asistenzia; son imprescindibles, siempre están al servicio de todos y poseen una vocación envidiable. Estamos hablando de auxiliares de enfermería, una profesión que, si bien no siempre es reconocida, es esencial en el bienestar de las personas dependientes.

GRATITUD. Esa es la palabra que resume los sentimientos que emergen cuando se menciona a las personas que ejercen esta profesión, porque dan mucho más de lo que corresponde, y lo hacen con el corazón, por vocación.

Pese a los riesgos de infección por una enfermedad poco conocida pero muy contagiosa, aun sin conocer los verdaderos riesgos, cada auxiliar demostró su compromiso con el objetivo de dar la mejor calidad asistencial. Y estuvo donde más se lo necesitaba (y lo sigue estando): al lado de las personas dependientes.

Justamente las personas mayores, tienen mayor riesgo por la Covid-19 y precisan más cuidados y atención; necesitan a un auxiliar de enfermería que lo asista. Su tarea en esta nueva normalidad es esencial.

¿Por qué es tan relevante la tarea de los auxiliares de enfermería?

Es necesario reconocer el valor de su tarea y la importancia de su labor en los domicilios en el día  a día. La tarea loable del Auxiliar de Enfermería es asegurar el bienestar de  las personas dependientes. Algunas de sus funciones son:

Muchas de las personas dependientes  no pueden higienizarse por sí mismos, por su nivel de dependencia (sea mental o física), por lo que el auxiliar de enfermería debe ayudarles con la higiene personal y a ir al baño. Además, les ayuda a vestirse y desvestirse.

En general, tienen que mantener una estrecha vigilancia sobre las personas dependientes, observar cambios en su estado de salud y asegurarse de que se sienten cómodos.

Les ayudan a comer y se aseguran de que los dependientes  beban con regularidad.

También dan a las personas dependientes el estímulo y apoyo emocional que necesitan. En especial, cuando un auxiliar de enfermería trabaja con personas dependientes  con problemas de salud mental, les ayudan a aumentar la confianza y su nivel de independencia.

Lo que ocurre con las auxiliares de enfermería es que “ lo que está y no se ve”. Hay funciones que no están escritas en ninguna parte pero que son muy importantes. El auxiliar de enfermería no sólo se ocupa de las personas dependientes, en muchas ocasiones brinda apoyo a su familia; esa cercanía y esa relación que entabla con los parientes de los dependientes no se aprenden en ningún libro, se ejerce y se siente. Esta tarea es intensa, dura, pero reconfortante, sobre todo cuando reciben palabras de agradecimiento y muestras de respeto.

Este año la pandemia de la Covid-19 nos sorprendió a todos y, las auxiliares de enfermería demostraron una vez más estar la altura de las circunstancias. Enfrentando los riesgos, nunca dejaron de hacer su trabajo ni de comprometerse con cada persona dependiente que tuvieron a su cuidado.

En épocas donde todo ocurre de manera veloz y no hay tiempo para mirar los detalles, queremos detenernos para expresar el agradecimiento a cada uno de los auxiliares de enfermería, sin ellos la buena atención sería casi imposible. La mejor manera de identificarlos es quizá por su sonrisa, porque en definitiva le hacen más feliz la vida al prójimo, y eso vale mucho.

Por todo eso, le rendimos homenaje a todos los auxiliares de enfermería en su día. Gracias a tod@s l@s auxiliares de Asistenzia  por estar ahí siempre, sobre todo en estos tiempos en los que estuvimos tan lejos y cerca a la vez.

 

AUTORA 

Rosana Rico (Trabajador Social de Asistenzia)