Archivos

La limpieza de los radiadores

Pocas veces reparamos en la limpieza de los radiadores, y solemos conformarnos con pasar un plumero por encima. Aunque parecen elementos complicados a la hora de limpiar, no lo son. A continuación os ofrecemos una serie de consejos para limpiar los radiadores:

  • Debemos proteger el suelo y la pared detrás del radiador. Para ellos nos ayudaremos de papel de aluminio o un plástico, y papel de periódico o una toalla en el suelo.

  • Una vez seguido el paso anterior, eliminaremos todo el polvo, pelusa o grasa incrustada en el radiador. Podemos ayudarnos de una aspiradora con la boquilla más pequeña que tengamos.

  • Con algún limpiador con amoniaco pulverizamos el radiador y dejamos actuar unos minutos.

  • Si tenemos un cepillo cilíndrico, lo usamos para llegar a los huecos más difíciles e ir aclarando. Otra opción es ayudarnos de una balleta y un palo, para frotar los tubos y recovecos. Frotaremos bien hasta que quede todo limpio, e iremos aclarando con un pulverizador de agua limpia. Repetiremos todas las veces que sean necesarias.

  • Finalmente, utilizaremos un secador de pelo para secar las rendijas del radiador.

¿Necesita un servicio de limpieza de hogar? No dude en contactar con Asistenzia. Le ofreceremos toda la información que desee. Contacta con nosotros.

Menú
Menú