Archivos

Consecuencias de las caídas en las personas mayores

Las caídas en las personas mayores pueden acarrear consecuencias graves, incluso la muerte, con un número poco despreciable de casos. Los datos de mayor mortalidad se asocian con una edad avanzada, el sexo femenino, la permanencia durante largo tiempo en el suelo y la existencia de otras caídas previas.

Las consecuencias sociales

  • Cambio de domicilio (habitualmente al de familiares) ante la imposibilidad de vivir solos.

  • Necesidad de ayuda social para las actividades cotidianas.

  • Hospitalización: se produce cuando las lesiones físicas son importantes. Cabe destacar el mal pronóstico vital y funcional que supone el ingreso en un hospital a consecuencia de una caída.

  • Institucionalización (ingreso en una residencia).

Las consecuencias psicológicas

  • Pérdida de la autonomía personal y de la autoestima.

  • Miedo a volver a caer.

  • Actitud sobre protectora de familiares y cuidadores, que provoca una mayor pérdida de autonomía.

  • Modificación de los hábitos de vida previos.

  • Depresión y la ansiedad.

Las consecuencias físicas

  • Contusiones y heridas: se dan con mucha frecuencia y su importancia radica en el dolor que producen, que puede desencadenar una situación de inmovilidad.

  • Fracturas: son las lesiones graves más frecuentes en relación con las caídas. Las de mayor trascendencia son las de cadera, debido a la incapacidad y las complicaciones que generan. Otras fracturas frecuentes son las del radio, húmero y pelvis.

  • Lesiones asociadas a largas permanencias en el suelo: este es un factor de mal pronóstico ya que acarrea complicaciones graves, como la hipotermia.

  • Lesiones neurológicas: hematoma subdural (colección de sangre en el cerebro), conmoción y contusión cerebrales. Son problemas más raros, pero muy graves.

Fuente: www.mayores.consumer.es