Archivos

Cómo tener un hogar seguro

Cómo tener un hogar seguro

Contrariamente a lo que la mayoría de nosotros pensamos los accidentes más habituales de las personas mayores de 65 años no ocurren en la calle , si no que suceden en su propio hogar. Por eso hoy, en nuestro post semanal, queremos daros una serie de recomendaciones para convertir vuestro hogar en un lugar más seguro.

Un dormitorio seguro

 Para empezar, os vamos a comentar cómo debe se el dormitorio.

  • La cama debe de estar colocada de tal manera que se pueda subir y bajar cómodamente, para facilitarle esta tarea es necesario que la cama tenga entre 20 y 30 cm de altura.
  • No debe de haber alfombra o si las hay deben de estar fijas al suelo para evitar resbalones.
  • Hay que intentar que la iluminación sea la correcta, por ejemplo instalando un piloto de luz permanente y lo idóneo es colocar algún tipo de señal luminiscente que indique el trayecto entre el dormitorio y el cuarto de baño.

Una cocina segura

Una de las estancias donde más accidentes ocurren es la cocina, por eso te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • Debes colocar los objetos de uso más habitual en los lugares más accesibles. almacenando el resto siempre entre la altura de la cabeza y la de los ojos.
  • Siempre que sea posible debes sustituir la cocina de gas por una eléctrica y si esto no fuera viable recomendamos instalar un detector de fugas de gas.
  • La temperatura de la caldera debe de estar situada en posición intermedia, así evitaremos quemaduras por agua muy caliente.
  • La vajilla debería ser preferiblemente de plástico o irrompible.

El baño en un hogar seguro

 Otra de las habitaciones más peligrosas de un hogar es el cuarto de baño. Las medida preventivas a realizar serían las siguientes:

  • Eliminar la alfombrilla de baño para evitar resbalarse; en su lugar pueden instalarse tiras antideslizantes pegadas en el fondo de la bañera.
  • Instalar agarraderas, que faciliten la entrada y salida de la bañera.
  • Poner cierres de puerta que garanticen el acceso a una emergencia en caso de ser necesario.

Como medida general los suelos de todo el domicilio no deben de estar encerrados, ni tener cables ni otros objetos con los que se pueda tropezar.

¿Qué os han parecido estas recomendaciones sobre cómo tener un hogar seguro? Sencillas ¿Verdad? Pues un último apunte, recordar que si se modifica algo en el entorno de un mayor, siempre debe de ser de manera gradual para originar las menores molestias posibles, ya que los grandes cambio pueden causar confusión. Llámenos para cualquier consulta para sus mayores.

Menú
Menú