Archivos

Aparatos ortopédicos: los andadores

Los aparatos ortopédicos ayudan a las personas afectadas por alguna discapacidad física o limitación a aumentar su autonomía. Los hay adaptados a cada necesidad, edad o malformación. Deben ser indicados siempre por un especialista, para de esta manera evitar que agravemos el problema.

El andador

Es uno de los aparatos ortopédicos más populares. Principalmente lo usan las personas mayores con dificultad para caminar y desplazarse. Funcionan como un elemento de apoyo, ofreciendo de esta manera una mayor estabilidad que los bastones. Los hay con ruedas o sin ellas, dependiendo de la necesidad del paciente.

Los andadores no son apropiados para personas con Parkinson, puesto que se debe tener suficiente fuerza en los brazos. Existen andadores plegables, graduables, con frenos, con asiento o adaptados para subir escalones.

La arquitectura del a casa en la que vive el paciente se debe tener muy presente a la hora de adquirir un andador. También a las posibles adaptaciones a realizar para garantizar la seguridad y evitar problemas mayores. Mucho cuidado con los escalones o desniveles. En su defecto, colocar rampas adaptadas. Existen también barras de sujeción y rampas portátiles que pueden usarse en el hogar sin un gran desembolso económico.

Dependiendo de si el uso del andador va a ser por un periodo corto o un tiempo prolongado, el paciente debe evaluar la posibilidad de alquilarlo. Si eres beneficiario de la Seguridad Social, consulta una posible subvención para la compra de un andador ortopédico.

Fuente: guiaortopedia.com